Noche en blanco… y negro

noche en blanco 1

Quería esperar un poco antes de escribir esto por varias razones. La primera, me apetecía disfrutar del domingo en paz, la segunda, quería darle una vuelta a lo que iba a poner antes de hacerlo, y por último, me apetecía esperar a leer lo que decían los medios al respecto. Al final he estado más liado de lo que esperaba y se me ha hecho un poco tarde, pero bueno.
Bien, pues parece que todo el mundo está de acuerdo en que la noche en blanco fué un éxito rotundo, con gran participación y una organización perfecta. Incluso los hay que se atreven a decir que “Fue noche de gran borrachera en la que no corrió el alcohol.”
¿Pero donde estuve yo? Imagino que me equivoqué de ciudad, excepto por lo de la gran participación.
Pero antes de las críticas, empezaré por los halagos.

noche en blanco 2

Es un lujo disfrutar de la gran variedad de ofertas de ocio relacionado con el arte que hay en Madrid (algún beneficio tenía que tener soportar los atascos, manifestaciones, polución…) y son muy de agradecer este tipo de iniciativas en las que la ciudad se viste de gala para los ciudadanos de a pie. La enorme oferta del sábado pasado podía saciar las expectativas más exigentes, y daba pena tener que desechar algunas propuestas por falta de tiempo, pero bueno, no se puede hacer todo en esta vida.

noche en blanco 3

Pero es una lástima que este tipo de eventos no se realicen con más frecuencia, primero porque contribuiría a que la gente se acostumbrara a salir por la noche de otra manera, para disfrutar de las cosas que no podemos disfrutar habitualmente por culpa de los malditos horarios, pero también porque valoraríamos mucho más todos los movimientos artísticos actuales y no tan actuales, probablemente beberíamos menos, y usaríamos más y mejor el transporte público.
Pero hay que hacerlo bien. No se pueden acabar todos los dossieres informativos de las actividades a primera hora de la noche. No se puede cortar el tráfico, se debe redirigir el tráfico. Y es que yo ví a gente subir a un taxi y a los 15 minutos bajarse en el mismo sitio, rodeado de un estupendo concierto de pitos de coches desesperados, que no sabían que la calle a la querían llegar no tenía salida porque estaba cortada, y que no podían ir ni para alante ni para atrás.

noche en blanco 4

Y no se puede promocionar la cultura a base de alcohol. Un lugar como el antiguo matadero se convirtió en una gran rave con tres naves dedicadas al tecno más radical. Y si entre ellas pones exposiciones de fotografía y publicidad pasa lo que pasa, que la calle se convierte en el macrobotellón del siglo y las exposiciones las tienes que chapar a base de seguratas antes de que la gente, puesta hasta las orejas, la líe. “…no corrió el alcohol.” Me parto. Este buen hombre no estuvo en el matadero, ni en las calles de alrededor, ni en fuencarral, ni en las calles de alrededor, ni en recoletos, ni en las calles de alrededor. Y no hubo incidentes, no . Debían simplemente ir con prisa las docenas de ambulancias que ví pasar con sus sirenitas puestas y todo.Y es que no estamos acostumbrados a estas cosas, y es normal que no lo aprovechemos como deberíamos.
A ver si hay suerte y tenemos más noches como esta, que sabremos aprovechar cada vez mejor, que somos muchos los que queremos más.
Pero que no me cuenten batallas. Que todas las caras tienen su cruz, y todo blanco tiene su negro.

Comentario

1 Respuesta a “Noche en blanco… y negro”


  1. 1 Lider Rojo 28 sep, 2006, 8:17

    BUENAS FOTOS! SIENTO NO HABEROS ACOMPAÑADO PERO NO TENÍAMOS PENSADO HACER TOUR Y TAMPOCO LLEVÁBAMOS CALZADO PARA HACER GRANDES RECORRIDOS…

Añade un Comentario


nueve + 2 =